Home / Consejos de iluminación / Las fuentes de luz más utilizadas

Las fuentes de luz más utilizadas

Hoy queremos hablaros un poquito sobre las fuentes luminosas más utilizadas en la actualidad, hay muchas pero solo entraremos en detalle con las más empleadas.

Primero de todo queremos hacer una brevísima introducción con la evolución histórica de las fuentes de luz.

–          Las primeras fuentes de luz descubiertas utilizaban alguna forma de combustión: fuego, aceites vegetales, sebo animal… etc.

–          Griegos y romanos fueron los primeros en crear recipientes de arcilla, barro o bronce para la acumulación de estos combustibles y así crear lámparas. Gracias a ellos se empezaron a emplear elementos reflectores para aprovechar mejor la luz.

–          A finales del siglo XVIII, el químico suizo Argand, inventó una lámpara  de mecha hueca en la que posteriormente se utilizaría el keroseno.

–          A finales del siglo XIX Edison patentó su bombilla incandescente, imponiéndose así la luz eléctrica.

Tras la patente de la bombilla incandescente y la luz eléctrica, y gracias al dinamismo de la industria, surgieron multitud de sistemas como las lámparas fluorescentes, lámparas de vapor de sodio o mercurio, de alta presión, etc.

Sin embargo ya que sabemos de dónde han venido las fuentes de luz que usamos hoy en día queremos detenernos en las más utilizadas en nuestras casas.

En primer lugar queremos diferenciar entre incandescentes y las luminiscentes en el que incluimos las lámparas de descarga de baja y alta presión (fluorescentes, halogenuros metálicos, vapor de sodio, etc.) y diodos electro-luminiscentes (LEDs)

1 Incandescentes

1.- Lámpara incandescente: ha cambiado mucho desde su invención por Edison en términos de eficacia, resistencia, tamaño, vida, etc. Pero a día de hoy sigue siendo muy utilizada en la iluminación decorativa de interiores. Esto es debido a su bajo coste, su buena reproducción de color o cromática y actualmente a la corriente “vintage” o “industrial” que reina en decoración y que ha rescatado formas antiguas de esta bombilla. Se consideran especialmente ineficientes y no hay que olvidar que están rellenas de gas. Poco a poco se han ido sustituyendo por las lámparas halógenas y bajo voltaje.

Aplicaciones: gracias a su luz cálida la recomendamos para la iluminación decorativa en el hogar. No es aconsejable utilizarlas para lugares donde sean necesarios altos niveles de iluminación o donde vayan a estar mucho tiempo encendidas.

2.- Lámparas halógenas: surgieron por la necesidad de mejorar la eficacia de las lámparas incandescentes. Se cambió el gas aditivo que contenían las incandescentes a un gas halógeno. Se consiguió aumentar la eficacia luminosa hasta los 17-25 lm/W.

Aplicaciones: son muy útiles debido a su menor tamaño con respecto a las incandescentes. Recomendamos utilizarlas para desatacar o resaltar algunas zonas (se puede controlar mejor la óptica). Es muy utilizada en iluminación de seguridad y de vehículos.

.

2.- Luminiscentes

1.- Lámparas de descarga de Baja y Alta Presión: Fluorescentes.

En este tipo se incluirían: fluorescentes, fluorescentes compactos, tubos FM, Halogenuros metálicos, Vapor de Sodio y Vapor de Mercurio, pero nos vamos a centrar en las más usadas en vuestras casas, los fluorescentes en sus dos tipos.

Fluorescentes: pertenecen a las lámparas de descarga de baja presión. Son utilizados mayoritariamente por el público general gracias a su multitud de formas, flexibilidad de reproducción de color, emisión de luz difusa, etc. De la longitud y del diámetro del tubo dependen la potencia, cuanta más longitud más eficacia y cuanto mayor sea el diámetro (hasta un punto, desde el cual decrece) también mejorará será su eficacia.

Fluorescentes compactas: fueron originalmente diseñadas para sustituir a las incandescentes. En ellas, se usan tubos de forma curvada o plegada de manera compacta y solo tienen un casquillo. Generalmente conocidas por “bombillas de bajo consumo”. Las ventajas con respecto a las incandescentes son:

–          Consumen 4 veces menos.

–          Menor potencia a igual flujo luminoso.

–          Mayor duración.

Aplicaciones de las lámparas fluorescentes: se recomienda su uso en interiores y para uso prolongado. Gracias a la gran disponibilidad de modelos las aplicaciones de estas lámparas han aumentado exponencialmente para usos comerciales.

3.- Diodos electro-luminiscentes

LEDs: LED viene de la expresión Light Emitting Diode, Diodo emisor de luz. Tienen la característica de que conducen mejor la luz en un sentido que en otro. Una lámpara LED no incluye filamentos ni electrodos. Dos placas semiconductores a través de los cuales circula la corriente y se emite luz, dependiendo del recubrimiento la luz es más cálida o fría.

Beneficios de la iluminación LED:

–          Bajo Consumo: un LED necesita menor potencia para producir la misma cantidad de luz.

–          Baja temperatura: sus procesos no necesitan calor, por eso el LED emite poco calor.

–          Mayor duración: una lámpara LED dura hasta 100 veces más que una lámpara incandescente común

–          Baja tensión: habitualmente se alimentan a 24V de corriente continua, reduciendo al mínimo los riesgos de electrocución y resultando muy adaptables.

–          Sin fallos de iluminación: gracias a que no tiene filamento evita las posibles variaciones del mismo

–          Mayor rapidez de respuesta: el LED tiene un funcionamiento más rápido que las lámparas halógenas e incandescentes.

Aplicaciones:

Anteriormente las lámparas LED se utilizaban como lámparas indicadoras, sin embargo gracias a su evolución sus usos se han disparado. Lo aconsejamos, por ser particularmente útil, para la instalación de luces de diferentes colores. Gracias a su duración y su bajo consumo son muy recomendadas para lugares donde vayan a estar mucho tiempo encendidas como oficinas, señalización, emergencia, etc.  Y por su bajo consumo, cada vez están siendo más instaladas en casas particulares.

Fuentes utilizadas: artículo de la Universidad Tecnológica Nacional de Argentina (http://www.edutecne.utn.edu.ar/inicio.html) y documentación propia de los cursos impartidos por nuestro departamento de proyectos de iluminación y lighting design.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR