Blown es una lámpara suspendida concebida como una exploración de las reflexiones, distorsiones, y refracciones de una fuente de luz cuando está rodeada de vidrio. Wilkinson incluso buscó inspiración en las semillas y bayas – en particular las frambuesas – para la textura acolchada del vidrio.